Los fundamentos teóricos del masaje Thai descansan sobre la intuición de que toda la vida en sus niveles más básicos es energía. Esta energía llamada prana en sánscrito, Qi en chino, existe en muchas formas, desde la extremadamente poderosa hasta la infinitesimalmente sutil y la vida es una dialéctica de estas energías. Metafóricamente, una danza cósmica de Shiva y Shakti, Yin y Yang, el Sol y la Luna.

Masaje tradicional tailandés

En el cuerpo humano, estas energías fluyen a través de una cadena de líneas o canales (meridianos o nadis). El cuerpo humano está atravesado por 72.000 canales de energía, llamados líneas Sen. El objetivo del  masaje tailandés es mantener un flujo de energía entre las 10 principales líneas Sen que genere bienestar para el cuerpo y la mente, rompiendo los nudos que entorpecen ese flujo.

Cada uno de los 72.000 nadis tiene una función específica y una energía relacionada con ella. Las tres líneas energéticas principales son las Sushumna ( que crecen en línea recta desde el centro de la espina dorsal) y los nadis Ida y Pingkala que corren en cada lado de la espina.

En las filosofías orientales la salud se considera un estado de equilibrio entre estas energías: el estado en que todos los sistemas del cuerpo, incluyendo la mente y el espíritu, funcionan en armonía en el flujo de estas energías. Pero más allá del bienestar físico, una definición ilustrada de la salud abarca los sentimientos de vitalidad, la fuerza, la paz interior y la alegría.

Masaje tailandés relajante

El masaje thai es profundamente curativo y una poderosa combinación de amasamiento rítmico, acupresión, estiramientos profundos, suaves retorcimientos y meditación todo en una sola experiencia. Este método intenta la estimulación del flujo de las energías curativas dentro del cuerpo, abriendo las áreas bloqueadas y restaurando en el cuerpo, la mente y el espíritu el  equilibrio y la armonía para alcanzar la salud, la felicidad y el bienestar. En el masaje tradicional tailandés no se utilizan aceites ni instrumentos de masaje. Se alternan serie de suaves balanceos rítmicos, comprensiones y estiramientos; aplicando presiones con  los dedos, las palmas, antebrazos, codos, rodillas, pies; realizando estiramientos en diferentes posiciones y grados de intensidad.

Aplicaciones Terapéuticas del Masaje Thai

El masaje tailandés, la técnica del tacto estructurado, es probablemente la solución terapéutica más antigua para paliar o eliminar el dolor. Este masaje tailandés es útil tanto en la prevención como en la curación. Sus aplicaciones terapéuticas se refieren a las enfermedades que no cursan con grave síntomas, como el dolor de la cabeza, de espalda o demás disfunciones musculares. Los beneficios de esta terapia se perciben al nivel de los sistemas respiratorio, circulatorio, nervioso y digestivo; disminuye el estrés, relaja las zonas de tensión corporales, recupera la movilidad restringida entre los tejidos dañados, aumenta la autoestima, ayuda la digestión, incrementa la flexibilidad y desbloquea las emociones. Algunas patologías musculares como traumatismo, higiene postural incorrecta o enfermedades degenerativas, requieren la previa evaluación del paciente que nos aportará la indicación. Posteriormente el fisioterapeuta valorará si es preciso remitirlo a su médico para que realice un seguimiento o paute un protocolo de tratamiento.

El masaje thai ha acreditado su eficacia en la mejor del color y el tono de la piel gracias a la eliminación de las células muertas y la oxigenación sanguínea. También mejora la respiración, haciéndola más profunda y eficiente. Reduce la fatiga muscular, el dolor y las agujetas. Reduce el dolor en las articulaciones y mejora el sistema neurológico relajando o estimulando el sistema nervioso según las técnicas que se apliquen.

Por ello el masaje thai, que combina la filosofía del budismo con la visión energética del cuerpo desarrollada en India t Chin, es uno de los métodos más eficaces para equilibrar los distintos cuerpos ( físico, emocional, mental y espiritual) y prevenir enfermedades. Las presiones y manipulaciones facilitan fluir libre y armonioso de la energía que previene las enfermedades.