Masaje con pindas herbales

Los masajes son una de las terapias más utilizadas y de las que más variedad puedes encontrar, entre ellas tenemos el masaje realizado con pindas herbales también conocidas como pindas aromáticas y provenientes del Ayurveda combinado con la medicina tradicional curativa hindú.

El masaje con pindas, a las que también podemos denominar pindas ayurvédicas, es comúnmente llamado masaje sabai, proveniente de enseñanzas tradicionales indias, estos objetos forman parte de la antigua medicina curativa hindú.

Este tipo de masaje tiene su nacimiento en la India, llegando posteriormente a Tailandia hace unos 2500 años, con los primeros monjes budistas. En medicina Ayurvédica este tipo de masaje se denomina “pinda-sweda”, pinda significa “bola y sweda significa “calor”.

Lo que se pretende del masaje con pindas herbales es que se abran los poros, y que de esta forma las propiedades de las plantas pasen a lo más profundo de la dermis y facilitar la impregnación de los mismos y sus propiedades en brazos, cuello, rostro, abdomen, espalda y piernas.

Lo que hacen estas plantas es relajar tanto los músculos, como los tendones, creando una completa sensación de relax y sedación que se adueña de ti y pasando por procesos antiinflamatorios y de efecto calmante y revitalizante. Con esto conseguimos el máximo bienestar en el cuerpo y en la mente.

Los objetivos principales de hacer presión con pindas herbales son:

  • Relajar el cuerpo y la mente gracias al efecto que tienen.
  • Conseguir un efecto de aromaterapia, gracias a los olores que desprenden las plantas que se encuentran dentro de las pindas.

Masaje con pindas tailandés

Las pindas herbales son bolsitas redondas, generalmente de algodón o lino (tejidos naturales y suaves), y están rellenas de hierbas, bálsamos, aceite esencial, plantas medicinales, y arroz. El masaje se aplica con estos materiales.

Para hacer la pinda, se utilizará entonces el arroz combinado con otros ingredientes: canela, jengibre, melisa, tilo, lavanda, nuez moscada, árnica, cúrcuma, valeriana, ruda, etc.

Para conseguir uno u otro efecto (estimulante, relajante, revitalizante) escogeremos distintos elementos para meterlos dentro de la pinda y conseguir el efecto deseado.

Las pindas se calientan al vapor de agua a modo de termoterapia y después se colocan sobre la piel de la zona que se quiere tratar en el paciente para que las propiedades de los ingredientes que contienen hagan su efecto gracias a la presión que se ejerce sobre ellas en distintas zonas corporales.

Uno de los efectos es la exfoliación de la piel, gracias a la eliminación de células muertas y con el cambio de temperatura se va activando la circulación, el sistema linfático y nervioso, favoreciendo las funciones celulares básicas de eliminación de toxinas de nuestro organismo.

Las pindas pueden ser utilizadas en todo tipo de pieles y ayuda en pieles con tendencia acneica, eccemas y otras afecciones dérmicas y también ayuda en funciones estéticas de rejuvenecimiento de la piel de la cara, flacidez corporal, estrías, o flacidez.

El masaje con pindas herbales se aplica tanto en tratamientos relajantes como en tratamientos descontracturantes.

Beneficios del Masaje con Pindas de Hierbas

Los principales beneficios de esta terapia de masaje son sobre todo para tratar lesiones musculares y dolores localizados en ciertas zonas corporales. También tienen un efecto bueno para el sistema circulatorio y linfático. Mejora el estado físico y mental aportando energía y desbloqueando. Ayuda a mejorar la flexibilidad, elasticidad y amplitud de movimiento en las zonas del cuerpo que se aplica el masaje. Es antiinflamatorio, recomendable sobre todo para dolores crónicos y agudos, ejerciendo un efecto calmante y favoreciendo el sistema digestivo. Ayuda también en los procesos digestivos y prevención de enfermedades, haciendo más fuerte el sistema inmunológico gracias a la activación de las células. Tiene efectos relajantes, equilibrantes y revitalizantes que ayudarán a serenar la mente, los pensamientos y focalizar la atención y concentración. Es un gran aliado para los cólicos menstruales, también para cefaleas, migrañas y dolores de cabeza. Ayuda en trastornos del sueño e insomnio y es beneficioso también para un equilibrio del estado emocional.

 

Para los nervios, el estrés o la fatiga sería conveniente añadir tilo o valeriana a nuestra pinda. Para la ansiedad podemos utilizar ingredientes como la lavanda, esta última también ayudará a tratar insomnio, irritabilidad y ciertos dolores en músculos.

La ruda podrá  ayudar en problemas cardiológicos, aportando calma y regularizándolos.

Más beneficios terapéuticos del masaje tailandés con pindas

La relajación y bienestar tanto físico como mental son los beneficios más notables de esta terapia de masaje.

Las recomendaciones de este masaje van dirigidas a todas aquellas personas que necesiten desestresarse y poner en calma su mente, o simplemente para quienes quieren pasar un rato aislados de las preocupaciones y quieren tener ese plus de vitalidad, en calma y paz y mimando su cuerpo, espíritu y mente.

En este masaje se combinan varias prácticas alternativas como pueden ser la aromaterapia, gracias al olor que desprenden las pindas desde su interior, la fitoterapia, por la aplicación de esos aceites esenciales y extractos vegetales en la piel y la termoterapia por su efecto de calor al calentar las pindas herbales.