El masaje con piedras calientes se basa en los más profundos conocimientos orientales acerca del cuerpo. Los beneficios de los masajes con piedras van mucho más allá de la sanación muscular, debido a que lo que conseguimos es desbloquear la energía que fluye a través de los chakras corporales, y por lo tanto fomentamos que el equilibrio corporal se recupere, proporcionándonos un bienestar duradero.

Los masajes con piedras volcánicas deben ser realizados por masajistas profesionales capaces de proporcionar un tratamiento físico, pero también mental y espiritual. Un masaje con piedras calientes volcánicas va a tener numerosas consecuencias positivas en nuestro cuerpo, pero además nos va a permitir recuperar el equilibrio que nuestro organismo necesita para sanar nuestras dolencias.

Beneficios de masajes con piedras volcánicas

Los beneficios de los masajes con piedras volcánicas son muy numerosos, de hecho las consecuencias dependen tanto de la persona que recibe el masaje como de la persona que lo administra. En cualquier caso, entre los beneficios más comunes cabe destacar los siguientes:

  • Este tipo de masaje alivia los dolores crónicos, especialmente aquellos relacionados con los huesos y los músculos.
  • Gracias a este tratamiento podemos eliminar una gran cantidad de toxinas de nuestro cuerpo.
  • Las piedras volcánicas equilibran el sistema nervioso, ayudando a la circulación sanguínea.
  • Es además una de las técnicas de relajación más utilizadas, y por lo tanto reduce los niveles de estrés y ansiedad.
  • El masaje con piedras calientes elimina las malas energías y permite que la energía corporal fluya de manera continua.
  • La diferencia de temperatura de las piedras utilizadas, de 8 a 50º C, hace que la circulación se active.

Estas son solo algunas de las ventajas de este tipo de masaje, si quieres conocer en profundidad el tratamiento con piedras volcánicas ponte en contacto con nosotros, te informaremos acerca de cualquier cuestión que nos quieras plantear.

Propiedades de un masaje con piedras calientes volcánicas

Para los masajes con piedras volcánicas se suelen utilizar piedras con distintas temperaturas, que suelen comenzar por los 8º C y llegar hasta los 50º C. En total se utilizan 72 piedras diferentes, por eso es imprescindible que la masajista conozca perfectamente cómo se desarrolla esta técnica por completo.

Primero recibirás un masaje con un aceite esencial para permitir que las piedras se puedan deslizar con mayor fluidez. Las primeras piedras calientes se apoyan en una serie de puntos determinados ejerciendo una ligera presión. El calor de estas primeras piedras provocará la sudoración del cuerpo.

El tratamiento sigue con una serie de piedras frías que consiguen compensar la diferencia de temperatura y tonificar la piel. Una vez finaliza el tratamiento, que se habrá desarrollado al menos durante una hora, es necesario beber agua para reponer sales minerales desprendidas por el sudor.

Para que el proceso sea útil para el organismo es absolutamente necesario que el profesional sea un especialista cualificado. En Masajes Boracay solo trabajamos con masajistas titulados y con experiencia.

Masaje con piedras calientes

Las piedras calientes volcánicas van más allá de las consecuencias físicas. Evidentemente buscamos una consecuencia física para el organismo, pero también pretendemos influir en el plano psicológico de nuestros pacientes, fomentando una relajación duradera y profunda.

Además de estas consecuencias para el organismo también conseguimos reequilibrar la energía que fluye por nuestro cuerpo, con especial atención a las zonas en las que se sitúan nuestros chakras. Si estos masajes se realizan de forma correcta, nuestro cuerpo podrá disfrutar de una fluidez continua de energía que será beneficiosa para todo nuestro organismo.

Si quieres conocer nuestro centro de tratamientos y nuestra carta de masajes completa, visita nuestras categorías y elige el masaje perfecto para ti.

Tratamiento con piedras volcánicas rejuvenecedor