Combatir el estrés con masajes antiestrés

masajes relajantes

El estrés es uno de los mayores males que sufrimos a nivel de salud en nuestros tiempos, de manera que es muy importante establecer sistemas a través de los cuales lo prendamos y, en caso de que se llegue a desarrollar, consigamos combatirlo. En esta ocasión nos vamos a centrar en combatir el estrés con masajes anti estrés, una forma no sólo saludable sino también muy agradable de eliminar el estrés acumulado para disfrutar de una mejor calidad de vida.

Beneficios de los masajes relajantes

Antes de nada es muy importante que conozcamos los principales beneficios que se obtienen a la hora de optar por masajes para el estrés, entre los cuales destacan los siguientes:

  • Reduce el dolor de espalda: ayuda a descontracturar los músculos, reduce la tensión y mejora la circulación sanguínea, con lo que también ayuda a reducir sustancialmente los dolores de espalda.
  • Ayuda a reducir el dolor de cabeza: gracias a la sustancial mejora en la circulación sanguínea, los masajes relajantes son muy efectivos a la hora de reducir o incluso hacer desaparecer por completo los dolores de cabeza.
  • Reduce la inflamación de las extremidades: en el caso de presentar problemas vasculares, estos masajes ayudan a reducir la inflamación en las extremidades.
  • Actúa frente al estrés: esto lo consigue reduciendo los niveles de cortisol, que es la hormona que se segregadas cuando la carga que sufrimos es elevada.
  • Mejora la circulación sanguínea: estos masajes activan el sistema circulatorio, lo que significa que tanto el oxígeno como los nutrientes se van a repartir mucho mejor en todas las zonas de nuestro organismo.
  • Ayuda a disfrutar de una piel más saludable: estos masajes también mejoran sustancialmente la apariencia de la piel, rejuveneciéndola y aportándole todo lo necesario para garantizar unas condiciones perfectas.
  • Es efectivo para combatir la ansiedad: el masaje anti estrés fomenta la producción de serotonina, una hormona que mejora el estado de ánimo.
  • También ayuda con la depresión: al igual que ocurre con la ansiedad, la depresión mejora al aumentar los niveles de serotonina en nuestro organismo.
  • Desciende la presión sanguínea: al reducir la presión arterial también se reduce la inflamación en las extremidades en aquellos pacientes que tienen problemas vasculares.
  • Permite una mejor eliminación de toxinas: nuestro organismo va acumulando toxinas especialmente en los ganglios, riñones e hígado. Estas toxinas se pueden liberar a través del torrente sanguíneo, por lo que al mejorarlo, también se logra una sustancial mejora en el drenaje linfático.
  • Mejora la flexibilidad: ideal para estirar los músculos en especial de aquellas personas que tienen una vida muy sedentaria o que practican mucho ejercicio físico.
  • Ayuda a reducir la tensión muscular: los dolores musculares se pueden producir por una vida muy sedentaria o por realizar actividades que supongan un esfuerzo importante. En ambos casos, los diferentes tipos de masaje para el estrés ayudarán a minimizar la tensión muscular y, por tanto, reducir los dolores.
  • Síntomas premenstruales: otro de los beneficios de activar la circulación sanguínea y del aumento de serotonina es que ayuda a las mujeres para prevenir o mejorar los síntomas previos a la menstruación.

Tipos de masajes antiestrés

Ahora vamos a pasar a analizar los diferentes tipos de masajes para el estrés que ofrecen mejores resultados:

Masajes con aromaterapia

Dentro del grupo de masajes con aromaterapia, vamos a destacar los dos principales que son:

  • Masaje tradicional tailandés: tiene como objetivo mantener el flujo de energía entre los 10 principales canales de energía denominados líneas Sen, para lo cual actúa directamente sobre los nudos que se generan en dichos canales, deshaciéndolos y logrando de este modo mejorar el bienestar tanto del cuerpo como de la mente.
  • Masaje con pindas herbales: se trata de un masaje que se lleva a cabo con unas bolsas de tela especiales que incluyen en su interior un tratamiento compuesto por hierbas aromáticas, semillas, plantas medicinales, especias y aceites esenciales. Este masaje ayuda a equilibrar la energía, mejora el drenaje linfático, favorece la relajación muscular y mejora la hidratación de la piel entre otras muchas ventajas.

Masajes terapéuticos orientales

Hay cuatro tipos de masajes terapéuticos orientales principales que son:

  • Masaje balinés: este masaje está conformado por diferentes técnicas que incluyen estiramientos, amasamientos y acupresión, las cuales se aplican con las manos, pies y rodillas, logrando efectos muy positivos que permiten desde tratar el estrés hasta las migrañas, ansiedad, depresión, alergias, trastornos del sueño, problemas articulares y musculares o incluso asma.
  • Reflexología podal: se basa en la estimulación de puntos específicos que se encuentran ubicados en la planta de los pies, los cuales están conectados directamente con las glándulas y órganos del cuerpo.
  • Masaje hilot filipino: combina el masaje y la religión, ya que durante el procedimiento se añaden oraciones así como plantas verbales muy específicas.
  • Masaje con piedras calientes: es un masaje con piedras volcánicas y tiene como objetivo mejorar el estado de los músculos así como desbloquear la energía para mejorar el flujo a través de los chakras, logrando de este modo recuperar el equilibrio del organismo.

Masajes faciales

La acumulación de estrés, la ansiedad, la pérdida de energía, etc., son problemas que se reflejan en nuestro rostro, y para conseguir combatirlos desde raíz y disfrutar de una apariencia más rejuvenecida, con más energía y alegre, deberemos recurrir a los masajes faciales como es el caso del masaje shiatsu.

El shiatsu tiene su origen en aproximadamente en el año 530 a. C. en Japón, y su objetivo es regular la energía dentro del organismo, obteniendo grandes ventajas como por ejemplo mejorar problemas como la diarrea, indigestiones, estreñimiento, vómitos, náuseas, migrañas, dolores musculares, dolores producidos por tensión o estrés, problemas circulatorios, mejora el sistema inmunitario, aliviar dolores de artritis, muelas, menstruales, combate los problemas de insomnio, ansiedad y depresión y, en definitiva, logra una mejora muy sustancial a nivel tanto físico como psicológico.

Otros artículos de tu interés

Trucos de belleza japoneses para una piel perfecta

Beneficios de la aromaterapia para el estrés

AUTHOR

Victoria

All stories by: Victoria